Danza infinita

Una biografía del cuerpo clínico y humano. Un homenaje a Henrietta Lacks

autoría

Lorena Lozano

financiación

Laboral Centro de Arte y Creación Industrial

performer

Sonia Gómez

Danza infinita abre una reflexión sobre la política, los derechos y la propiedad del cuerpo y los avances producidos por la investigación médica y biológica, al tiempo que rinde homenaje a Henrietta Lack. Ella fue una mujer afroamericana de quien, antes de su muerte en 1951, se extrajeron células sin su consentimiento. Estas fueron las primeras células humanas que se pudieron desarrollar en un laboratorio y todavía se usan hoy en día en la investigación biomédica. La historia de Henrietta Lacks pone al descubierto las cuestiones legales, éticas y filosóficas que debe enfrentar la investigación biomédica.
La instalación muestra imágenes de las células HeLa y las imágenes de la bailarina Sonia Gómez durante uno de sus ensayos. Es una puesta en escena del proceso de construcción de una coreografía improvisada en un momento específico de la vida de la bailarina. Mientras que las ciencias biológicas presentan el cuerpo humano como compuesto de partes separadas e independientes y sugieren la capacidad de intercambio de los órganos sin referirse al cuerpo como una unidad, el trabajo de la bailarina ayuda a reconstruir este cuerpo como un todo, subrayando la continuidad de sus funciones vitales. El conjunto explora las formas en que las ciencias biológicas persiguen obstinadamente la inmortalidad y la trascendencia de la muerte.

fechas: 2011 Laboral Centro de Arte, Gijón. 2014 Festival FACyL, Salamanca.
consultores científicos: Marco Archinti y Chiara Castellazi.
apoyo artístico: Tryona Ryan, Harald Melrose-Turek, Verónica G. Ardura, Cristina Ferrández, Pedro Soler, Paula Pin, Andrés Gómez y Marver Ediciones.
textos del catálogo: Lorena Lozano, Jaime Luis Martín, Tryona Ryan y Verónica G. Ardura.
documentación fotográfica: Marcos Morilla.
músicos: Bitchez Wit Dikz.
agradecimientos: Jardín Botánico Atlántico, MagmaSalud, Café Bar el Guetu.

 

Pin It on Pinterest

Share This